Prerrequisitos del lenguaje

Hoy os traigo una nueva entrada sobre los requisitos necesarios para el desarrollo del lenguaje, una entrada divulgativa para todos aquellos que se sienten un poco perdidos y abrumados con el lenguaje y no saben muy bien que observar o no observar en las primeras etapas de los niños

El lenguaje es la capacidad propia del ser humano para expresar pensamientos y sentimientos.

Este lenguaje se desarrolla en las primeras etapas de vida de los niños, dividiéndose en  5 etapas prelingüística:

  • 0 – 6 semanas: «Vocalizaciones reflejas, sonidos vegetativos y llanto»: el bebé produce sonidos reflejos y vegetativos (no conscientes) como el hipo, el eructo, el ronquido… El llanto, igualmente, es un acto muy primitivo y también de carácter vegetativo en estas primeras semanas de vida de un bebé.
  • 6 – 16 semanas: «Sonidos de arrullos y risas»: surgen las primeras pedorretas, e incluso la imitación de alguna vocal suelta y el típico ‘ajo’. En esta etapa surgen las primeras risas.
  • 16 – 30 semanas: «Juegos vocálicos»: el bebé comienza a usar más sonidos, sobre todo vocales y las comienza a encadenar (‘aeaeaeaea…’)
  • 6 -10 meses: «Balbuceo reduplicado»: el niño juega con sílabas introduciendo alguna consonante, reduplicando la sílaba (‘ba-ba-ba-ba…’)
  • 10 – 14 meses: «Balbuceo no reduplicado y jerga»: el bebé no duplica tantas sílabas y las comienza a mezclar con otras (‘ma-ba-ga-ta’). La jerga es la entonación, el ritmo y la melodía que el niño da a este balbuceo, dando la impresión de que ya habla.

Para que estas etapas se desarrollen con normalidad los niños necesitan desarrollar también otras áreas, los prerrequisitos del lenguaje:

  • Contacto ocular: Establecer la mirada entre el bebé y la figura materna.
  • Atención: Mantener el interés en un objeto.
  • Permanencia de objetos: Desarrollar la capacidad de entender que los objetos están en el mundo.
  • Imitación: Reproducir los sonidos o gestos del entorno.
  • Medios para un fin: Comprender que para conseguir una meta hay que utilizar un medio.
  • Toma de turnos: Comprender que hay turnos y hay que respetarlos para interactuar todos.
  • Juego simbólico: Comprender que se puede interactuar con el entorno y representar actividades de la vida diaria.

Estas áreas son necesarias no solo en el lenguaje sino en otros aspectos de la vida diaria y desarrollo del niño.

La dificultad en estas áreas cognitivas o en la adquisición del lenguaje puede necesitar de la evaluación de un profesional.